Skip to main content

La Mitma Migrante

...Consideraciones en búsqueda de un punto de contacto y coordinación entre la gente del pueblo Aymara y entre pueblos originarios...

El Ayllu Virtual

Desde las protestas de George Floyd he podido experimentar un acercamiento a mis raíces Aymara, quizá dada la ola de información que se ha visto llegar desde toda la gente está divulgando la información que ahora se hace más presente entre las protestas de BLM, la destrucción de monumentos coloniales y su legado ya es algo que concierne el mundo occidental. También con mi familia extensa de la parte de mi padre y abuela Aymara, culpa de la cuarentena hemos comenzado a reunirnos y poder compartir cuentos, canciones, saludos, chistes y un poco de todo, y al crecer el conocimiento de la plataforma zoom, hemos podido presentar de manera más ordenada lo que sabemos de la cultura Aymara. Al pasar los meses, las conversaciones se han ido convirtiendo muchas veces en una especie de clase intensiva de historia y cultura propiamente Aymara de nuestra gente, a veces desde los estudios históricos, o cuentos de nuestra historia familiar a los conocimientos locales y experiencias, fotos de bailes de Tinku, y de guatias hechas en familia, compartiendo el willka kuti desde diferentes partes del mundo. Vimos la represión que pegó tan fuerte durante la dictadura, y como nuestros tíos intentaron y a veces lograron hacer caber lo Aymara dentro de las infraestructuras académicas chilenas.

En una de esas conversaciones mi padre contó que cuando tuvo que bajar de Putre donde vivía con su abuelita, a Arica, no sabía hablar Español, y los niños se burlaban de el diciéndole "boliviano". Entonces el rechazó la idioma y se le olvidó en poco tiempo. Hoy podemos ir al pasado y defender a ese niño de ese nacionalismo desfrenado, una experiencia común y dolorosa para tanta gente indígena en el mundo.

Desde todos lados del mundo, ya que con el golpe mucha familia tuvo que salir, como nosotros, exiliados en Escocia desde los 70. Desde este lado del mundo pude poco a poco entender que no todo Chile era como mi casa o familia. Al visitar nuestra vieja casa de construcción tradicional en Putre y de ahí ver a Codpa, al frío y enorme lago titicaca y la escuela de cultura Aymara, Kusayapu, pude entender más bien el mundo de arriba en el altiplano, y mi conección con esos lugares y tradiciones, mientras que en Santiago supe de la lucha de los mapuche, con la que probablemente desciendo como cualquiera de ahí, pero sin memoria familiar de mi familia de ahí. 

Vimos también la mina abandonada de Humberstone y los restos de un sufrimiento intenso.  Cuando finalmente acabó el exilio encontré un lugar que aspiraba a ser como "europa", que ya se encontraba en la modernidad aunque seguía la dictadura. Europa parecía ser un lugar con variedad de productos y lujos fuera de lo que se entendía posible, aunque los mismos europeos visitaban Chile mochileando en su año libre buscando cosas similares. 

Hace poco el grupo local Divest Strathclyde me pidió hacer una introducción al problema de la minería en Chile. Aquí comparto lo que se grabó, aunque está en inglés pero explica el problema con el ejemplo de Belén dice no a la minería, un grupo que se opone al proyecto minero de Rio Tinto a pocos Km de Putre.


Al hacer esto me involucré en un grupo impulsado por algunos cabildos de Chile Despertó Internacional que buscaba información sobre los Aymara para una actividad y charla para el dia de los pueblos originarios, y que hará mas actividades hasta el 10 Octubre. Siento mas y mas cerca de esta cultura tan lejana, un proceso que aceleró cuando comenzaron las protestas el 18 Octubre pasado. Finalmente podía sentir que ser Chileno iba más allá de ser consumidor y ver destruirse toda la belleza sin luchar. Habían intentado acabar con esa visión exiliándonos.

Al mismo tiempo he podido aprender muchísimo de la cultura, bajando todos los estudios y PDF que pueda encontrar para poder ver como la música se relaciona con los cultivos, como los tejidos se relacionan a la escritura, al género, a la cosmovisión dual y a todo! Como en este video y mucha mas información que viene mas que nada desde la gente de la "isla tortuga", el conjunto de los pueblos nativos norteamericanos también denuncia una destrucción y censura sistemática de la cultura indígena en el continente americano. Al leer mas, pude también entender como hubo una destrucción masiva de conocimiento y historia Aymara, una verdadera inquisición y caza de brujas (y de huacas) de nuestra cultura para imponer la visión occidental y imperial del mundo. Desde entonces muchos antropólogos europeos y cronistas españoles estudiaron el pueblo, transmitiendo lo que les gustaba y quemando y matando lo que no. Al vivir fuera de Chile nunca llegué a asociar el hecho de tener antepasados Aymara con ser de alguna manera "peor", si eso me daba toda una cultura rica y colorida. Quizá ni me daba cuenta que fuera tan raro serlo. Solo en Chile pude ver gente que despreciaba el hecho de ser de un pueblo originario.  Un tiempo a esto se le decía discriminación, pero hoy en el 2020 podemos decirle racismo. Pero no importa. Es demasiado tarde. Ya hemos entendido, y más gente se entera cada día que la mentira que nos contaron quienes destruyeron nuestras culturas, es que somos y éramos nosotros los salvajes.  Y le creímos.

Entonces me pregunté: ¿Cómo ayudar lugares que se están despoblando, con la mina enorme que les quita el Río, el gobierno que les quita las tierras y destruye la naturaleza privandole de aguas? Hoy en día la mayoría de la gente Aymara ya vive en ciudades o pueblos, y muchos han emigrado y viven en otras partes del mundo. Tenemos conocimientos, la población migrante Aymara que he visto por el mundo, que pueden ayudar a esos lugares y quizá complementar la falta de los conocimientos que nunca pudimos tener al crecer lejos de nuestra cultura.

En la tertulia mi pregunta fue - hemos visto el Trawun, una estructura indígena mostrar su fuerza y presencia entre los mundos, pero existen estructuras Aymara o organizaciones con las que podamos juntarnos entre pueblos? Dí el ejemplo del pueblo Kurdo en Siria, que han creado una administración plurinacional, fundada en la igualdad de genero, el respeto a la ecología y la igualdad de género, o de Chiapas, y de la victoria de las protestas de Standing Rock, que unieron a muchos pueblos originarios   



Estando fuera de Chile veo que tengo el beneficio de la perspectiva internacionalista: el problema Aymara no es el no ser aceptado por Chile, o tener lugares o consideración en alguna futura constitución o gobierno, pero es el aceptarnos. conocernos, descolonizarnos nosotres mismes. Chile también tendrá que descolonizarse, pero es su problema, y el problema de mi "lado chileno". NO es responsabilidad de los pueblos originarios descolonizar a Chile. Esa responsabilidad es de Chile. Como en el conflicto Mapuche, el problema no son los mapuche que no se integran, pero los colonizadores que les impiden ser Mapuche. A veces esto se hace con las balas, pero en el territorio aún habitado por gente Aymara, es la burocracia administrativa, que impide la registración y facilita la migración a las ciudades, siguiendo el modelo centralizado del estado Chileno. 

El problema es que intentamos integrarnos en las estructuras de un sistema que perpetua el colonialismo. El único momento en que nos encontramos entre pueblos originarios parece ser cuando vamos a las naciones unidas o al COP26 a hablar con los comerciantes que controlan ahora nuestras tierras y ecologías.   

En algunos lugares existen estructuras propiamente indígenas, como cortes comunitarias, yatiris(shamanes comunitarios) y jilaqatas(Jefes comunitarios) que se organizan en ayllus, markas y suyus. Comencé a buscar información sobre las organizaciones o redes que se podrían haber formado con dos intentos:
  • Organizaciones propiamente Aymara fuera de límites nacionales y para involucrar a quienes comienzan o siguen sintiéndose Aymara desde el resto del mundo.
  • Organizaciones o reuniones, eventos, que reúnan y puedan dar contacto y quizá coordinación o intercambio entre diferentes grupos indígenas directamente.
Esto es porque el único proyecto "sin fronteras" Aymara ya no sigue activo. La "Alianza Estratégica Aymaras Sin Fronteras" fue un proyecto municipalista que era activa en Chile, Bolivia y Perú mediante los municipios. Realmente este es el espíritu que buscaba y es una pena que no parezca seguir activo. En Bolivia en cambio, con la llegada del Movimiento al Socialismo, hubo en un momento un acercamiento y entusiasmo hacia el nuevo gobierno mas cercano a lo indígena, pero el CONAMAQ, o Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyuque al principio apoyaba al nuevo gobierno, poco a poco se volvió mas critico del gobierno, y al final sus líderes fueron remplazados y la organización se encontró victima de un golpe administrativo.  Otra organización, la CAOI, o Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, no parece ser activa, su web ya está caida, y el actual presidente es también candidato a la presidencia del gobierno Ecuatoriano para el 2021! Muy buen para demonstrar la fuerza política que aún tiene el pueblo indígena en el ganar elecciones pero no para encontrar organizaciones no estatales y fuera de las lógicas coloniales y estatales. 

Ahora mismo estamos viendo un repetirse de lo visto mil veces: destrucción ecológica, cultural y luego represión militarizada cuando la gente indígena se levanta para pedir respeto o derechos, pero ahora hemos visto en EEUU con las protestas ahí, y en bolivia con el golpe de estado de Elon Musk y sus amigos norteamericanos para el litio, y en zonas aymara de chile como en zonas mapuche y las demás culturas también se repiten los mismos problemas y narrativas.  Otros grupos del mundo también se unen. Es hora de unir el Collasuyu con el territorio Araucano, con Abya Yala, con la Isla Tortuga, y con los demás pueblos originarios del mundo entero. 

Cómo Hacerlo?

Los grupos de la américa del norte si que tienen experiencia de unión entre pueblos, algo que va desde su lejano pasado, pero hace poco se ha vivido el triunfo judicial para las tierras nativas en Oklahoma y las luchas contra keystone xl y los wetsuwetsen en Canada, y junto a las protestas para George Floyd y las demás muertes policiales hemos visto los pueblos indigenas de estados unidos tomar fuerza y acción frente a la amenaza fascista y racista que muestras sus dientes presentes desde hace siglos en EEUU. Sentí ganas de encontrar donde preguntar:

"Hola, me pregunto si hay alguna información sobre cómo hacer una especie de cantón virtual, que luego se pueda ir dividiendo o adaptando? Soy descendiente aymara y en una reunión de pueblos indígenas estábamos hablando sobre como montar una estructura indígena que pueda funcionar como punto de encuentro entre diferentes pueblos en lucha, normalmente el lucha con los mismos problemas."

Pero preguntar eso sería inútil. Si lo pienso, ya soy una de las personas que podría saber por lo menos una parte de la respuesta: si me preguntaran a mi, con mi experiencia informática y de organización telemática entre cooperativas y proyectos, diría "OK hay que hacer un cantón virtual", osea una reunión de grupo que va organizando cosas. Obviamente seguiré preguntando y informando para que esta idea pueda ser una ayni, o creación fruto del trabajo reciproco, pero lo importante para mi será establecer esa reunión en línea.

Esa reunión puede tomar varias formas: deliberativa, de información (por ejemplo puestas al día desde cada comunidad), de cursos - por ejemplo técnicas o lenguas indígenas, y de decisión entre muchas. La mejor manera es consultar con varios grupos y fijar una plataforma y sistema. Al día de hoy ya sabemos que un sistema simple es utilizar facebook, youtube, o twitch etc para streaming, hacer la grabación en youtube o similar, y grabar lo sucedido con un ordenador separado. al lado de eso hay que hacer un resumen de decisiones tomadas o notas, que se publica con puntos principales. Esto significa dos etapas de elaboración de notas donde una primera instancia puede ser toma de notas colaborativa, luego segunda instancia un editor revisa y produce el resumen, que se difunde con enlace a notas originales.

Entonces para publicar estas notas y videos de cada reunión de cantón, que en léxico más andino podría ser la MITMA, hace falta una web. La Mitma era una forma de migración forzosa de una Ayllu, o comunidad familiar, inventada y impuesta en el Collasuyu por el imperio Inca al conquistar los reinos Aymara. Ahora podemos re-apropiar estos términos imperialistas para referirnos también a toda la gente que fue obligada a dejar sus tierras, idioma, cultura y vida, pero que ahora podemos sanar esas heridas.

La web puede ser mitma.org o algo internacional. en esta instancia tenemos la red que puede ser de la gente aymara que tiene una cultura, idiomas y sistemas. un problema de la reunión indígena es la traducción. por esto para la participación será necesario crear lecciones de lengua, para ir trabajando la calidad de traducción, y de escritura en las dos lenguas. también debe haber clases de colaboracion en linea, de utilizo de tecnologias, de toma de decisiones conjuntas. Los participantes deben ser educados hacia un sistema. luego hay que estimular un comercio. esto es lo importante también porque puede ser de mucha ayuda. El sistema aymara en particular nos ofrece una manera de crear un sistema similar a las Ayllu, osea una participación mutua en trabajos de colaboración. en este sentido puede ser un acuerdo inicial de la Mitma que los participantes trabajan para proyectos comunes que generan economía común.

Un simple ejemplo es la importación de artesanías, y la creación de mercados para su venta en diferentes países. Un participante en una ciudad occidental puede vender estas artesanías a alto precio, y el dinero luego va a una caja común, del que ese miembro se aprovecha de manera conjunta con quien ha organizado la logística, y quienes han producido los materiales o pastoreado las llamas para que se pueda llegar a tener esta situación. En cambio el dinero luego se decide juntas para que es. Puede ser para apoyar causas importantes como oposición legal a proyectos de minería.

Obviamente la vida no es solo artesania. Yo vivo en Escocia, un lugar donde muchos alimentos andinos crecen y pueden crecer. Aquí se puede hacer agricultura utilizando técnicas andinas que se pueden enseñar. Si un miembro tiene problema con otros miembros se puede poner en práctica una facilitación virtual a la manera tradicional aymara de solución o justicia comunitaria. Cada parte de nuestras vidas tiene un paralelo indígena de donde sacar inspiración para crear el futuro. Ya no será la cultura de nuestros antepasados pero del mundo entero.

No digo esto de manera colonizadora. No busco un mundo solo Aymara, ni creo que tenga solo cosas positivas, ya que como todas las culturas no tiene que ser idealizada, pero sí apreciada. Quiero ser colonizador sólo a la manera de una planta que conquista un terreno y le da más fertilidad, sintetizando elementos base para que llegue luego una ecología funcional de grupos y comunidades. Esto es el nuevo pachakuti.

No soy el monstruo que viene y se lo come todo, y lo deja todo destruido. Eso hemos sido los humanos desde hace tanto tiempo, y quizá que nos traerá el futuro, pero tenemos esta oportunidad hoy de formar parte de una nueva visión post estatal. Una solución indígena con formas indígenas, que otros colectivos puedan copiar y adaptar, y desde ahí si que podremos unirnos con más fuerza con otras culturas y grupos desde una posición de unión y contacto entre les quariwarmi, chacha, y warmi aymara del mundo entero.

Comments

Popular posts from this blog

How could Scotland have a more resilient food system?

The question that's led me to write this has been how do we adapt long term, specifically here in Scotland, where I live now, to coronavirus and the idea that pandemics are here to stay if we stay this industrialised and globalised. How does a society look if it's to be resilient long term, sensible and ecologically regenerative? We do know a few things about this novel coronavirus that we seem to be slowly figuring out as it evolves and spreads, and I have almost a picture of how it might look in my head. Here is the closest I can get so far to it, on a regional scale at least:

In the picture, each block is a community of several households and work spaces, and each green space is where they grow crops, or graze animals. So why this system?

Around the time when it was obvious a lockdown was coming, I read a community organisation manual that mentioned how graph theory applies to limiting the spread of something like Covid-19. It advocates getting together with your closest ne…

An app for mutual aid groups against coronavirus in Glasgow

After a bunch of mutual networks formed over the weekend of the 14th of March in Glasgow and as I can see from the internet, are still forming around the world, I started to look into the tech side of the response to coronavirus. A lot of things happening, with Tech companies giving away free access to their content, data bundles and services, during the crisis, On the other hand the governments plan and in some cases already carried out intrusive policies that violate many established privacy rights. Many people have also lost their jobs and the capacity to renew their data packages, so have gone offline, just at a time when online forms and services become a far more attractive format than going in person to somewhere that with the lockdown is probably now closed.

So many things can be solved: a neighbour can open their wifi network for others, a group of techies can help build a local wifi network that might cover all of Glasgow and beyond, coronavirus makers on telegram have alrea…

Extracting from Pachamama's womb

Leyla Noriega has been active for more than 20 years, campaigning and reporting on injustices against indigenous people and the natural environment across the northern regions of Chile. The newly independent state had conquered the area around 1880 to access mines and natural resources that had previously been under the rule of Peru and Bolivia, and before then, by Incas and Aymaras who called the area Qullasuyu. One day the mining companies which Leyla had seen tear towns apart before in the area arrived at her mother and grandparents' town of Belén, at around 133 km from the city of Arica and at an altitude of 2800m and it was a very different feeling. Mining laws in Chile were created specifically to easily sell land and water to private companies, during the Pinochet dictatorship, so that any private company that finds an element in the mountain can claim it for their own, and exploratory machinery can be installed up to a total of 39 machines without requiring any specific pe…